Máximas de San Juan Bosco nº7

Caridad

41  No es justo que viva de la caridad de otros quien puede bastarse a sí mismo. 

42  No os recomiendo penitencias ni mortificaciones, pues, seréis dignos de mérito y gloria de la Congregación, si os soportáis unos a otros en las penas y disgustos de la vida, con cristiana resignación. 

43  Viviendo sin preocupaciones, fácilmente se olvida uno del Señor. 

44 Quien protege a los huérfanos, será defendido por Dios en los peligros de la vida, y en la hora de la muerte María Santísima lo salvará. 

45 La manera más eficaz para obtener el perdón de los pecados y asegurarse la vida eterna, es proteger a los niños.

46 Yo os aseguro que quien no da lo superfluo, defrauda al Señor. 

47 Demos bastante si queremos conseguir mucho. 

48 Proteged a los pobres, si queréis llegar a ser ricos. 

49 Quien protege a los pobres, será largamente recompensado por Dios ante su divino tribunal. 

50 La mejor manera de apaciguar las controversias consiste en tener paciencia y caridad. Vince in bono malum. Por lo demás estemos contentos en unión con Dios. 

51 Disimula las faltas ajenas y nunca te burles de nadie.

52 Para trabajar con éxito, téngase caridad en el corazón y paciencia en la ejecución. 

53 He visto con toda claridad que los jovencitos que han salido de las correccionales -si encuentran una mano benévola que los cuide y los coloque con buenos patrones, los visite de vez en cuando durante la semana y los ayude a pasar bien los días festivos- , se regeneran, olvidan lo pasado, se hacen buenos cristianos y honrados ciudadanos. 

54 Dios bueno, en su infinita misericordia se complace en ayudad y perdonar. 

55  El mejor estímulo para amar y servir a Dios es su infinito amor que nos rodea. 

56 Las obras no son de caridad cuando se hacen por interés. 

57  Nunca dejemos escapar la ocasión que se nos presenta para hacer el bien. 

58 Sé espléndido con los pobres, si quieres llegar a rico. La limosna además cubre la multitud de tus faltas. 

59 La primera caridad ha de ser la que usamos con nuestra propia alma. 

60 Ser amigo de Don Bosco significa que me ayudes a salvar tu alma. 

61  Con caridad y paciencia todo se alcanza y hasta se llegan a juntar rosas sin espinas. 

62 La caridad no distingue razas, no mide distancias ni prefiere lugares. 

63 Donde reina la caridad, ahí está la felicidad. 

64 Humildad, caridad y modestia, no pueden estar separadas la una de la otra. 

65 La práctica de la caridad es la base de la verdadera educación y buena crianza. 

66 La corrección fraternal es el fundamento de la caridad.

67 Practicad la caridad, toda vuestra caridad con todos. 

68 Recordad que la educación depende de la formación del corazón. 

69 Siempre ha de triunfar la caridad. 

70 Caridad es la virtud que distingue a los hijos de Dios de los hijos del mal y del mundo. 

71 Dar buenos consejos a los compañeros, es una manera de hacer obras de caridad. 

72 La caridad sea la guía de todas nuestras acciones, que al fin y al cabo, redundarán siempre en nuestro propio bien.

73 El vínculo que une a la sociedad, a las congregaciones, es el amor fraterno. (XII, 630).

74 Amáos los unos a los otros, aconsejáos, corregíos recíprocamente, no seáis envidiosos, ni guardéis rencor. Antes, el bien de uno sea el bien de todos, las penas y los sufrimientos de uno ténganse como penas y sufrimientos de todos; y esmérese cada uno por alejarlas o al menos mitigarlas. 

75 En caso de divergencias en cosas materiales, cede en lo posible, con tal que se conserve la caridad. 

76 Búsquese el modo de excitar la caridad de otros hacia nosotros con obras pías y exhortaciones

77 El Señor dice: «Ayúdate que yo te ayudaré». Es necesario que nosotros hagamos todo el esfuerzo posible. No se espere la ayuda de la Divina Providencia, estando nosotros sin hacer nada. Ella se moverá cuando haya visto nuestros esfuerzos generosos por su amor. 

78 Digamos siempre de corazón: Perdónanos nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Pero con un olvido absoluto y definitivo de todo lo que en el pasado nos haya ocasionado algún ultraje. Amemos a todos con amor fraterno. 

79 No se oculte el sol sin que os apartéis de todo rencor.

80 Será para vosotros siempre un día hermoso, cuando logréis, a base de beneficios, vencer un enemigo o ganaros un amigo. 

81 Asiste a los hermanos, ayúdalos, instrúyelos, de modo que puedan cumplir sus propios deberes. Jamás emplees palabras ásperas y ofensivas. 

82 Imponte una pequeña privación, y el pan que te sobra dalo a un necesitado, porque detrás de la mano del pobre está la mano invisible del Señor, que acepta la limosna como si a Él mismo se hiciera. 

83 Aún los malos admiran la caridad, aunque no la practiquen. 

84 Hagamos a los demás lo que quisiéramos que los demás hicieran con nosotros. 

85 Es necesario ser tolerante, porque manchas no le faltan ni al sol. 

86 Haciendo el bien nada se pierde. 

87 Da buenos consejos siempre que se presente la ocasión, especialmente cuando se trate de consolar a un afligido, y acude en su ayuda para que supere alguna dificultad o para prestar algún servicio. 

88 No abusemos de la caridad que los otros nos proporcionan. No busquemos más comodidad. «Teniendo vestido y alimento quedemos satisfechos». «Habens victum et vestimentum his cotentus ero» y nada más.

89 Jamás reprendas a tus hermanos ni los humilles en presencia de los demás, sino avísalos siempre «in camera caritatis», o sea dulcemente y estrictamente en privado. 

90 La caridad es ingeniosa para encontrar siempre motivos de alabanza. 

Publicado en CATOLICO, FE, San Juan Bosco | Etiquetado | Deja un comentario

Máximas de San Juan Bosco nº6

30 Ser bueno no consiste en no cometer ninguna falta, sino en saber enmendarse.

31 Nuestra vida es tan fugaz, que apenas nos alcanza el tiempo para hacer el bien. (Mamá Margarita )

32 El sacerdote para hacer mucho bien necesita unir a la caridad una fuerte dosis de amabilidad.

33 Para hacer el bien se necesita valor, estar dispuesto a sufrir cualquier mortificación, no hacer sufrir nunca a nadie, se siempre amable.

34 Siempre se debe preferir el bien general al particular. Nuestro beneficio particular no debe tomarse en cuenta cuando se trata del bien común.

35 La mejor manera de adquirir méritos consiste en hacer el bien sin mirar a quien, cada vez que esté a nuestro alcance, sin esperar recompensa del mundo, sino de Dios solamente.

36 Nunca suprimas el bien para impedir un mal.

37 Cuando se trate de hacer el bien, no te fijes en ningún interés material.

38 A los niños se hace mucho bien tratándolos siempre con amabilidad. Hay que amarlos y estimarlos a todos por igual, aunque alguna que otra vez no lo merezcan.

39 Por mucho que nos critiquen sigamos nuestro trabajo adoptando el siguiente sistema y precioso lema: obrar bien y dejar a la gente que hable.

40 Las buenas obras es mejor hacerlas cuanto antes.

Publicado en San Juan Bosco | Etiquetado | Deja un comentario

Máximas de San Juan Bosco nº5

25 Recomendamos siempre la obediencia a la autoridad civil, porque quien gobierna está puesto por Dios para mandar.

26 Respetad todas las autoridades constituidas como ciudadanos, pero como católicos depended del Sumo Pontífice.

27 La religión Católica es el fundamento de la prosperidad en los estados, porque los súbditos no serán fieles a la autoridad civil si no son fieles primero a Dios.

28 Mi mejor consejo es éste: examinar de un modo práctico cómo dar al César lo que es del César, para que al mismo tiempo se dé a Dios lo que pertenece a Dios.

29 Cuando surja alguna dificultad con la autoridad temporal o eclesiástica, procurad presentaros a explicar la razón de vuestro proceder. La exposición personal de vuestras intenciones disminuye bastante y posiblemente desvanece el juicio que alguna mentalidad pudiera haberse formado de vosotros.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Os animo a descubrir esta pagina y a compartirla

                      www.alesalia.com

 

IMG-20200830-WA0001~2

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Máximas de San Juan Bosco nº4

Dombosco

18 Sin cariño, resulta estéril toda educación.

19 No todos pueden ayunar emprender viajes largos; no todos pueden dar grandes limosnas, pero todos pueden amar a Dios; basta quererlo.

20 A Dios no le placen las cosas hechas por la fuerza. Siendo Él, el Dios del amor, quiere que todo se haga por amor.

21 Para que el amor fraterno sea realmente verdadero, debe ser tal que el bien de uno sea para el bien de todos, y el mal de uno lo sientan todos.

22 Los jóvenes … se muestran muy dóciles cuando están convencidos de que la persona que les manda los ama.

23 Los jóvenes secundados en lo que les agrada, poco a poco comienzan a amar lo que antes no les gustaba; como la disciplina, el estudio, la mortificación de sí mismos, adquiriendo esto con entusiasmo y amor.

24 Es el amor el que ayuda a soportar a los superiores las fatigas, los disgustos, la ingratitud, los desórdenes, los defectos y la negligencia de los jóvenes.

Publicado en San Juan Bosco, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Buscando al Señor

San Agustín escribió: “Nos hiciste Señor para ti y nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en ti” El encuentro íntimo con el Señor puede dar sentido a nuestra vida que muchas veces parece un absurdo lleno de cruces. Solo en el Señor podemos entenderla y ser felices de sabernos amados por él. El Señor desea encontrarse con nosotros, pero nosotros también debemos ponernos en camino. A continuación vamos a transcribir un comentario de Rabí Israel Meir Hakohen-Jafetz Jaim (1838-1933) a este versículo del libro de los proverbios:

“Si la buscas (la Sabiduría) como al dinero y la rastreas como un tesoro; entonces comprenderás el temor del Señor y encontrarás el conocimiento de Dios. Porque el Señor es quien da la sabiduría y de su boca brotan el saber y la prudencia.” (Proverbios, 2. 4-6)”

Rabí Israel comenta:

“Este versículo nos enseña a comportarnos de acuerdo a la Torá (los 5 primeros libros de la biblia) y los preceptos, tal y como nos comportaríamos en asuntos de negocios. Un mercader no permitirá que el mal tiempo le impida ir a su puesto. Venderá fruta a una persona, después a otra. Aunque gane muy poco con cada uno, no se desanimará. En cambio permanecerá en su puesto esperando impaciente la aparición de más clientes, y cuando estos lleguen estará tan contento que ni notará el frío. Está contento porque cree que eso es lo que lo mantendrá con vida, por más efímera que esa vida sea.

Por otra parte la Torá y los preceptos representan la vida eterna. ¡Con que ansiedad deberá el hombre bregar por conseguirlas! Como está escrito: “Y conoceremos y proseguiremos el conocimiento de El Creador” (Oseas 6,3). Una persona no debe cansarse de este esfuerzo.

Por lo tanto, incluso si alguien a quien has prestado dinero no lo restituye a tiempo, y debes recordárselo dos o tres veces, no debes renunciar al precepto de hacer el bien, es decir conceder préstamos caritativos libres de intereses. Esto puede compararse a un tendero. ¿Acaso cerrará su tienda porque tenga dificultades de cobrar el dinero que la gente le debe?

Sabemos que no puede haber negocios sin crédito, sin impuestos y sin pérdidas ocasionales. Podéis decir que los negocios son diferentes porque aportan ganancias. Y sin embargo, el comerciante tiene la ganancia temporal de este mundo, mientras que la persona que hace préstamos caritativos obtiene la ganancia eterna del Mundo Venidero. A cambio de vuestros actos caritativos recibiréis la posibilidad de una vida eterna junto a Dios.”

Fuente: Comentario al libro de los Proverbios del Jafetz Jaim. Ed. Obelisco.

Publicado en "Recopilatorio de Midrash y Comentarios rabínicos", Católico midrash, judaismo, Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

Recopilatorio de Midrash y comentarios rabínicos nº 2

MiDRASH SOBRE LA INUTILIDAD DE ROBAR

Si miramos en la la historia de los grandes y pequeños robos y las historias de famosos y conocidos delincuentes y vemos su desenlace podremos en la gran mayoría llegar a la conclusión que poco o nada les aprovechó, sino que más bien fue su ruina. La serie de midrash que sigue nos ayudará a reflexionar y a prevenirnos de no caer en esto.

-El dinero que una persona gana a través de la mentira y el engaño provoca la pérdida del dinero que igual ganaría honestamente.

-Masejta Derej Eretz Zuta afirma:

«Si tomas lo que no es tuyo, entonces lo que es tuyo te será quitado».

Todo lo que quedará serán los pecados de la mentira y el engaño.

La verdad, no creo que alguien quiera ese «paquete»…

-El Midrash nos dice esta metáfora :

«De dos en dos fueron entrando al arca de Noaj (Noé)» (Bereshit -Génesis- 7: 9).

«Falsedad» vino y quiso entrar en el Arca y Noaj le dijo: «No puedes entrar a menos que traigas un compañero».

La falsedad se encontró, al agotamiento (la capacidad de las posesiones del hombre para dañarse o perderse).

El agotamiento le preguntó a falsedad, «¿De dónde vienes?»

Falsedad respondió: «Desde el Arca, porque deseaba entrar en ella, pero Noaj no lo permitiría a menos que trajera un compañero. ¿Serás mi compañero?»

«¿Y qué me darás a cambio?» Preguntó Agotamiento.

«Arreglaré contigo» dijo Falsedad, «que todo lo que prepare (para que una persona lo adquiera por deshonestidad), lo quitarás».

El acuerdo fue hecho, y juntos ingresaron al Arca.

Cuando salieron del Arca, cualquier cosa que adquirió a través de Falsedad, el agotamiento se lo llevó.

Cuando Falsedad protestó por esto, Agotamiento contestó: «¿Fue en vano que hicimos nuestro acuerdo?»

La falsedad no tenía nada que responder.

Esto es lo que significa: «Él está embarazado de planes malvados y da a luz a la falsedad.»


Explicación a la metáfora

Hay una explicación simple de por qué el Midrash asocia la conexión entre la falsedad y el agotamiento con Noaj y el Arca.

Hasta el Diluvio, el atributo de, «lento para la ira», era dominante ya que Hashem (el creador) no mandaba el castigo de generaciones que estaban impregnadas de pecado de robo, que generalmente implica mucha mentira y engaño.

Los malvados vieron que el dinero que habían acumulado por deshonestidad permanecía en sus familias a lo largo de generaciones. Como resultado de sus aparentes «éxitos», les fascinaba el pecado del robo, participando en él durante toda su vida. Y el mundo se llenó de él…

Sin embargo, después del Diluvio, Hashem condujo el mundo de manera diferente. A partir de ese momento, cualquier cosa que se obtenga por engaño se perderá por «agotamiento», como está escrito: «…aquel que amasa riquezas injustamente, a la mitad de sus días lo abandonará «(Yirmiyahu 17:11).

Fuente: Halajot LH , Panama City, Panama http://www.halajothl.com

Publicado en Católico midrash | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Máximas de San Juan Bosco nº 3

Dombosco

10 La dulzura en el hablar, en el obrar y en reprender, lo gana todo y a todos.

11 Sin sonrisa no es posible demostrar amistad.

12 ¡Cuántas almas se pueden atraer con el buen ejemplo!

13 El que regala un libro bueno, aunque no tuviera más mérito que haber suscitado un buen pensamiento, ya ha ganado un mérito incomparable delante de Dios.

14 Si alguno se inclina hacia las amistades particulares, o que, aún remotamente, corra peligro en la moralidad, cámbialo prudentemente de sitio; si fuera necesario, dale otra ocupación; y si pusiera en peligro la inocencia de algún compañero o de algún alumno, destínalo a otra ocupación y da aviso oportunamente.

15  No os fiéis de la amistad de los que hablan mal de sus superiores o que tratan de alejaros de vuestros deberes.

16 Quien da o escucha malos consejos, está ciego y se hace esclavo del demonio.

17 Dominad vuestros impulsos y tendréis muchos amigos y ningún enemigo.

Publicado en San Juan Bosco, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Recopilatorio de Midrash y Comentarios rabínicos nº1

PRESENTACIÓN

 

Dios ha creado al hombre a su imagen y semejanza con el propósito de hacerle partícipe de su vida divina. Pero Dios quiere que el hombre responda libremente a su amor y por eso existe la posibilidad de rechazar a Dios y optar por el mal.

La biblia en su primer libro, el Génesis nos narra cómo el hombre y la mujer son seducidos a rechazar a Dios y caen en el pecado. Dios, no obstante, no abandona al hombre en esta situación e inicia una historia de salvación narrada en la biblia.

Esta historia que se inicia con la elección del pueblo de Israel con quien Dios hace una alianza; pueblo al que Dios da la “Torah” ley y camino para caminar con Dios. Esta Torah es el origen de la actual biblia y es venerada con amor por el pueblo hebreo. Uno de los quehaceres mas importantes de todo hebreo fiel a su fe es el estudio constante de las sagradas escrituras y su transmisión a las siguientes generaciones.

En este contexto aparece el midrash que no es otra cosa que pequeños cuentos o historias que nos ayudan a comprender los diferentes sentidos de la escritura que a simple vista pueden pasar desapercibidos. Podríamos comparar la escritura a una mina donde siempre aparecen nuevas vetas.

El pueblo hebreo es quien mejor nos puede iluminar sobre cómo entender la escritura, pues aparte de dominar la lengua original de ellas, existe una larga tradición de usos y costumbres así como fiestas que tienen en carácter pedagógico para entender la relación entre Dios e Israel. Israel deviene así un pueblo llamado a ser luz entre las naciones acercándonos a Dios. Para los hebreos con la venida del Mesías, que aun esperan, las naciones irán al encuentro de Dios. Los cristianos vemos esto cumplido en Jesucristo que ha venido a completar el plan de salvación de Dios abriendo las puertas del cielo a todo el que lo quiera acoger.

Esta recopilación de narraciones es, pues una ayuda para entrar en el conocimiento de la escritura que es guía segura para entrar en la voluntad de Dios, en lo que le agrada y es perfecto.

Publicado en "Recopilatorio de Midrash y Comentarios rabínicos", Católico midrash | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

MÁXIMAS DE SAN JUAN BOSCO Entrega 2

Dombosco

 

1 No pienses que vives en el mundo únicamente para divertirte, enriquecerte, comer, beber y dormir, como los animales privados de razón; pues el fin para el que has sido creado es infinitamente superior y más sublime; esto es: amar y servir a Dios en esta vida y salvar tu alma en la otra.

 

2 Tengo una alma sola: si la pierdo, ¿de qué me servirá haber vivido?.

 

3 La mejor obra que se puede hacer en este mundo es atraer las almas perdidas al buen sendero, a la virtud.

 

4 Comprenderás mejor la importancia del bien, si consideras que tu salvación eterna o tu condenación, depende únicamente de ti.

 

5 Salvando tu alma, serás feliz para siempre; pero, si la pierdes, lo pierdes todo: alma, cuerpo, cielo, Dios, que es tu supremo fin … , y esto, por toda la eternidad.

 

6 Quien se preocupa mucho de su cuerpo y poco de su alma, acaba por caer en los brazos del demonio.

 

7 Si cooperas a salvar un alma, aseguras la tuya propia.

 

8 Cuando se trate de salvar un alma, no se miden las consecuencias.

 

9 Para salvar nuestra pobre alma, hay que estar dispuesto a todo.

Publicado en San Juan Bosco | Etiquetado | Deja un comentario